NUESTRO DÍA A DÍA

Desde primera hora  los niños van entrando a la casita según las necesidades familiares y  desayunan si lo desean. Después  de darnos los buenos días, disfrutamos del juego libre durante el primer ratito de la mañana. Los niños encuentran diferentes tipos de material natural con el que jugar: conchas, piedras, muñecos de trapo y madera, material montessori...

Es un juego libre, el adulto  no interactúa en su juego, si no es necesario, observamos el juego y las interacciones entre los niños, y somos  acompañantes respetuosos.

Después recogemos  y nos preparamos para ir al parque o a dar un paseo. Intentamos salir todos los días, aunque no haga el mejor tiempo, ya que lo niños necesitan aire puro y expandirse. Salimos a la calle, nos vamos al parque, paseamos, conocemos a los profesionales que nos rodean, y  allí procuramos  pasar el resto de la mañana. Cuando se acerca la hora de comer, regresamos a casa ,nos aseamos y comemos todos juntos.

Después no hay nada como una buena siesta para descansar Y recuperar fuerzas, después de una mañana de juego. Después del descanso, nos preparamos para recibir a las familias que vienen a buscar a sus hijos, y hablaremos con ellas sobre cómo han pasado la jornada sus hijos.